Feliz Día del Libro

Hoy, 23 de Abril se celebra el Día del Libro.

 Un libro pude ser el mejor acompañante en un largo viaje en tren, tu mejor amigo en los momentos de soledad y un buen relajante para antes de dormir.

¿Conoces los beneficios de la lectura? Si no eres de las personas que tienen como costumbre leer un libro, quizás después de conocer esto te apetezca coger uno y celebrar este día con un buen ejemplar. Sigue leyendo

Vivir con una enfermedad crónica.

¿Qué es una enfermedad crónica? Se llama enfermedad crónica a las afecciones de larga duración y por lo general, de progresión lenta. Toda enfermedad que tenga una duración mayor a seis meses puede considerarse como crónica. Esto abarca enfermedades como SIDA,  cáncer, diabetes, artritis, enfermedades cardiovasculares, cataratas, sordera y entre muchas más la mía, alergias varias juntos a asma, conjuntivitis y dermatitis atópica. Sigue leyendo

Un lobo no tan feroz.

Hace unos días, en el curso de preparación al voluntariado de la Plataforma del Voluntariado de Málaga, llegó a mis manos una historia muy curiosa que invita a la reflexión. El ponente dejó claro que no deberíamos fiarnos de todo lo que vemos y escuchamos, estoy totalmente de acuerdo con él. También dijo que siempre hay que escuchar todas las partes de una historia. A ver que opináis vosotros, la historia es la siguiente: Sigue leyendo

Día Mundial del Síndrome de Down.

sindrome de down

Hoy, 21 de Marzo, dedicamos un espacio a aquellas personas dulces, cariñosas y  risueñas,  personas que no hacen daño a nadie y merecen todo nuestro respeto. Seguro que todos conocemos a alguien con Síndrome de Down y estáis de acuerdo conmigo.

Quiero compartir esta historia tan bonita que llegó a mis oídos porque, por causas de la vida, conozco a muchas personas que ha llegado a “Holanda” sin querer.

 LA BELLEZA DE HOLANDA 

 A menudo me piden que describa la experiencia de criar a un niño con una discapacidad para intentar ayudar a las personas que no lo han compartido. Para entenderlo, para imaginar cómo se sentirían…Es así… 

 Cuando va a tener un bebé, es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia: se compra algunas guías de turismo y hace unos planes maravillosos; el Coliseo, el David de Miguel Ángel, las góndolas en Venecia. También puede aprender algunas frases en italiano. Es todo muy excitante. 

 Después de meses de ávida anticipación, finalmente llega el día. Prepara sus maletas y está fuera de sí. Unas horas después la azafata dice: “Bienvenidos a Holanda”. 

 “¿Holanda?” exclama “¿Qué quiere decir con Holanda?” ¡Yo pagué para ir a Italia!… ¡Toda mi vida he soñado con ir a Italia! 

 Pero, ha habido un cambio en el plan de vuelo y el avión ha aterrizado en Holanda y allí debe quedarse. 

 Lo importante es que no lo han llevado a un lugar horrible, repugnante, sucio, lleno de pestilencia, hambre y enfermedad. Es simplemente un lugar diferente. 

 Así que usted debe salir y comprar nuevas guías de turismo y aprender un nuevo idioma. 

 Se trata simplemente, de un lugar diferente. Es más lento que Italia, menos deslumbrante… Pero después de pasar algún tiempo en Holanda y recobrar la respiración, empieza a echar una mirada alrededor y empieza a notar que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts… 

 Pero todos a los que usted conoce están ocupados yendo y viniendo de Italia y todos ellos presumen del tiempo maravilloso que disfrutaron allí. Y durante el resto de su vida, usted dirá: “Sí, ahí es donde se suponía que yo iba. Eso es lo que yo había planeado”. 

 Ese dolor nunca desaparecerá porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy significativa. 

 Pero si usted gasta su vida lamentando el hecho que usted no llegó a Italia, nunca podrá ser libre para poder disfrutar de las cosas encantadoras que hay en Holanda. 

Emily Peral Kingsley

El Estrés

Todos hemos vivido momentos de estrés a lo largo de nuestra vida, a veces somos más conscientes de ello y otras menos. El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, nos ayuda a evitar algún peligro. Notamos esta respuesta con tensión física y emocional, también se nos acelera el corazón, sudamos, aumenta nuestro ritmo respiratorio, etc. Podemos decir en estos caso que el estrés es positivo y lo llamamos estrés agudo.

Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, varios días o semanas, puede llegar a afectar nuestra salud, este es el estrés crónico. Algunos síntomas físicos pueden ser:

  • Aumento o pérdida de peso.
  • Pérdida del cabello.
  • Depresión o ansiedad.
  • Reducción del deseo sexual.
  • Menstruación irregular.
  • Acné.
  • Cuadros alérgicos.
  • Insomnio o dormir demasiado.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas en la piel.
  • Problemas intestinales.
  • Cuello o mandíbula rígidos.

Y como no, también tiene síntomas psicológicos como:

  • Dificultad de concentración.
  • Alteraciones de memoria.
  • Tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Apatía.
  • Indiferencia.
  • Inestabilidad emocional.

El estrés crónico puede estar originado por varias causas, algunos ejemplos son: la situación laboral, la situación económica, la relación de pareja, empezar un proyecto nuevo o no alcanzar los objetivos. Todo ellos depende de cada persona, de la situación vivida  y de su capacidad de afrontamiento.

Existen tratamientos no farmacológicos para combatir este estrés, es importante tener hábitos saludables, dedicar un momento al día para hacer algún deporte o simplemente salir a caminar media hora, también es aconsejable una buena rutina de sueño, es decir, no trasnochar, acostarse cada día a la misma hora y dormir lo suficiente y hacer algunas de las técnicas de relajación.  Es de importancia también una dieta equilibrada, no significa una dieta para adelgazar, sino una rutina saludable para comer de forma adecuada.

Y más allá de esto recomiendo hacer talleres como risoterapia, arteterapia, musicoterapia, etc. además de otros talleres en los que se pueda desconectar de la rutina y el estrés del día a día a la vez que se crean nuevas relaciones sociales.

Por otra parte, para eso también estamos los psicólogos, la terapia cognitivo-conductual nos ayudará a manejar las situaciones de estrés.